Hace un tiempo viví unos meses en Lyon (trabajé como periodista deportivo en Euronews) y, al contrario de lo sucede en muchos de mis viajes futboleros, dispuse de tiempo suficiente como para elegir mis lugares favoritos de la ciudad. Creo que la recorrí de arriba a abajo. No exagero: una mañana volví andando desde Gerland hasta la Plaza de Bellecour, dónde cogí el metro para ir al trabajo. Aún meto los pies en agua con sal cuando lo recuerdo. El caso es que, gastronómicamente hablando, mis indagaciones me llevaron a pensar que hay 3 opciones para comer en Lyon: la imprescindible, la futbolera y la excéntrica (que incluyo pensando en los románticos que quieran salir a hombros del estadio).

 

3 opciones para comer en Lyon
En el Vieux Lyon te tropiezas con un adoquín y sale un bouchon. Mi opción fue uno llamado ‘Les Ventres Jaunes’.

 

BOUCHON EN EL VIEUX LYON

El Vieux Lyon es el barrio antiguo de la ciudad. Calles estrechas y empedradas entre edificios de la época medieval y renacentista que se conservan intactos. Lo encontraréis encajonado entre el río Saona y la colina de Fourvière. Magnífico. Además, allí se hallan la mayoría de los bouchon, restaurantes de comida tradicional francesa. Bouchon es una denominación que sólo existe en Lyon, cuna de la gastronomía francesa y hogar de algunos de los chefs más prestigiosos del mundo: Paul Bocuse, Eugénie Frazier… Pero tranquilos, el precio medio en estos locales es de unos 20€ por persona (muestran la carta a la entrada). Además, suelen tener menú: dos platos, pan, postre y agua del grifo. Si quieres comer con vino deberás aflojar el bolsillo. Los platos tradicionales son: quenelles, salchichón de Lyon, ensalada Lyonnaise y sopa de cebolla, además de casquería fina (riñones de ternera, cerebro de cordero…). Normalmente son lugares encantadores. Mi opción fue la amarilla: Les Ventres Jaunes.

 

3 opciones para comer en Lyon
Fui asiduo al Café 203 durante mi estancia en Lyon. También es uno de los sitios predilectos de Mésame Mucho

 

HAMBURGUESA EN UNA BRASSERIE AL SOL

Está claro que el bouchon debería ser la prioridad en Lyon. Pero, cuando hayas probado uno y el cuerpo te pida algo más mundano, la opción está clara: Café 203. Es un local tipo brasserie (cervecería) bonito, céntrico y con ambiente. Está detrás de la Ópera de Lyon y el Hotel de Ville (Ayuntamiento), tiene terraza y, sobre todo, hamburguesas que te quitarán las penas. Las hay de foie, queso de cabra, brie… servidas junto a una cantidad ingente de patatas fritas. Cualquiera de ellas con una cervecita (unos 2,5€ cada bièrre) en una de las mesas de su terraza al sol de Lyon en primavera es, como diría Mourinho, top. A mí me llevó un compañero de Euronews y, desde entonces, fui un asiduo.

 

3 opciones para comer en Lyon
Los barcos recorren ambos ríos durante el almuerzo o la cena. Pasarás junto a Les Lumières, estadio del Olympique Lyonnaise.

 

BARCO-RESTAURANTE EN EL RÓDANO

Se trata de una opción más excéntrica pero posible en Lyon, una ciudad dividida por dos ríos: el Ródano y el Saona. Normalmente ofrecen un recorrido de dos horas por ambos ríos que incluye el almuerzo o la cena. Bajan por el Ródano hasta La Confluence (un barrio nuevo y moderno donde han construido varios edificios de diseño, como la nueva sede de Euronews) y suben por el Saona pasando por el Viex Lyon. No lejos de allí se encuentra el viejo Gerland. El nuevo estadio del Olympique Lyonnaise, Les Lumières, está a la afueras de la ciudad, concretamente en el barrio de Meyzieu (allí tiene parada el tren que va desde el aeropuerto Saint Exupéry al centro de la ciudad).