Así que traté de salir de dudas en el Francia-Alemania de cuartos de final. Y debo decir que, tras el encuentro, no me quedó ninguna. Sabían perfectamente de lo que les hablaba y, es más, alguno se extrañó de que andara por ahí preguntando semejante cosa, con ese calor que asfixia a la una del mediodía en la Fan Fest. Es cierto que Joachim Low siempre se ha declarado un admirador del juego español, pero también lo es que ya imprimió el sello actual a la selección alemana antes de que se implantara en España. Porque aquí se implantó cuando ganamos. Sin títulos, dudo que hubiera echado raíces como lo ha hecho desde aquella Eurocopa de Austria y Suiza. El mérito germano es que han mantenido la misma forma de jugar pese de las derrotas. Cayeron ante España en 2008, en 2010 y frente a Italia en 2012. Y no sólo no han desistido, sino que han persistido con mayor ahínco.

 

Aficionados alemanes con la cara pintada en Copacabana
Los aficionados alemanes creen que el tiki-taca es la mejor opción para el juego de su selección.

 

Puede que la llegada de Guardiola al Bayern haya radicalizado el estilo alemán (aunque es conocido que la expresión tiki-taka no es del agrado del entrenador español), y eso desespera a ciertos aficionados. Aunque al mayoría está de acuerdo con tener la pelota para dominar el partido, o al menos para sentirse dominadores del juego, algunos creen que deberían ser más directos. «Un estilo mixto», explican. «Está bien tener el balón, pero si no generas grandes ocasiones de gol no sirve para nada».

 

Aficionados alemanes y franceses en Copacabana
Alemania se deshizo de Francia y, con su estilo de tiki-taka, siguió adelante en el Mundial de Brasil 2014.

 

En realidad, si no marcas no sirve ningún estilo, pienso mientras me acerco a preguntar a otro: ¿crees que éste es la mejor manera de jugar para ganar el Mundial? Y, tras pensarlo unos segundos, responde convencido: «me parece que aún es un estilo válido. Aunque algunos consideran que está acabado, yo no encuentro ninguna manera mejor de jugar que el tiki-taka«. Es decir, tener la pelota y que sea el contrario el que se defienda. No saben nada estos alemanes…