Hay dos cosas que trato de cumplir a rajatabla cuando elijo hotel en un viaje futbolero: que esté junto a la estación principal y/o en el centro de la ciudad. El viaje a Bilbao lo hice en coche, así que la primera premisa quedó descartada. Con dos días y medio para ver la ciudad, zambullirme en el ambiente previo al Athletic-Real Sociedad y vivir el partido en San Mamés, tenía que alojarme en el epicentro de la ciudad. Y ahí es cuando apareció Casual Gurea. Como diría un antiguo jefe que tuve en Marca, ¡qué casualidad! Pues sí, una grata casualidad que me hizo la vida más agradable.

 

Recepción del Hotel Casual Gurea en Bilbao
El hotel Casual Gurea está pensado para viajeros que quieren disfrutar de la ciudad a pie. Y yo soy uno de esos.

 

UN HOTEL PARA AUTÉNTICOS VIAJEROS

Casual Hoteles es un concepto con las ideas muy claras: habitaciones en el centro de la ciudad para viajeros que quieren disfrutar de su visita a pie. Como describo en el vídeo, estos hoteles ofrecen un pack móvil para disponer de wifi en cuanto pongas un pie en la calle, se ocupan de atender con mimo a tu mascota (tienen camas ergonómicas) y disponen de todo tipo de aparatos (perdonad mi ignorancia) para que tu bebé se sume a la fiesta. Y ya sabéis el peso que tiene un bebé en un viaje. Así que, cuando me enteré de todo esto, reflexioné y llegué a una conclusión: voy a tener una novia en cada puerto. Al menos, en los puertos donde atraque Casual Hoteles.

 

Fachada del Hotel Casual Gurea en Bilbao
Casual Gurea está ubicado en un edificio histórico del Casco Viejo de Bilbao.

 

NO ES SÓLO VER, ES VIVIR LA CIUDAD

Y resultó ser un acierto. Además de estar en Bilbao, viví la ciudad. Me asomé al balcón para disfrutar de un dantzari, bajé tres pisos para dejarme arrastrar por la marea de aficionados que (se) calentaban la previa del derbi vasco y clausuré cada noche con una ronda de pintxos en apenas cien metros a la redonda. Y eso es como dar una vuelta de honor después de cada partido.